Mitosis

La mitosis es un proceso ordenado mediante el cual se reparten dos juegos idénticos de moléculas de ADN, formadas en la etapa S de la interfase, en dos núcleos recién formados.

Si bien la mitosis es un proceso continuo (Fig. 1), para comprenderla mejor se la divide en cuatro etapas o fases: profase, metafase, anafase y telofase.

Fig. 1: Animación de la mitosis.

Profase:

Esta etapa es la más larga de la mitosis. Comienza con la desorganización de la carioteca y la condensación de la cromatina, dando lugar a los cromosomas, los que se pueden ver con nitidez con un microscopio óptico.

Luego el centro celular se duplica y ambas porciones se dirigen hacia los polos de la célula. Comienza a observarse el huso mitótico. Este esta formado por microtúbulos que unen y fijan los centros celulares a la membrana celular. Los nucléolos también comienzan a disminuir de tamaño y desorganizarse, terminando por desaparecer.

Metafase:

Se termina de formar el huso mitótico y los cromosomas se sitúan en el plano ecuatorial de la célula de modo que los microtúbulos atraviesan sus centrómeros, dando origen así a la denominada placa ecuatorial.

Anafase:

Los centrómeros de los cromosomas se dividen y comienzan a migrar hacia los polos de la célula, usando los microtúbulos a modo de rieles. Esta es la etapa más corta de la mitosis.

En las células humanas se desplazan dos juegos completos de moléculas de ADN, es decir 46 cromosomas hacia cada polo.

Telofase:

Una vez que los grupos de cromosomas arriban a ambos polos de la célula, se hacen difusos, es decir comienzan a desplegarse y a extenderse, dejándose de ver. Luego se forman nuevamente los nucléolos y dos cariotecas, una alrededor de cada grupo de moléculas de ADN.

Durante la mitosis, ocurren modificaciones en el citoplasma celular, además de la formación de microtúbulos y el huso mitótico, durante la anafase, la migración de los cromosomas hacia los polos se ve acompañada por una división de los organelos (mitocondrias, retículo endoplasmático, lisosomas, etc.).

 

Mitosis de una célula eucariota animal

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mitosis de una célula eucariota vegetal: Es igual a la que se produce en la animal, solo que al final, entre las dos células hijas se comienza a formar la pared celular (placa celular).