Ganglios linfáticos

Los ganglios linfáticos (Fig. 1) son pequeños órganos encapsulados que aparecen en el trayecto de los vasos linfáticos. Son prominentes en ciertas regiones del cuerpo como el cuello, las axilas, ingles, etc. Están formados por cientos de miles de millones de linfocitos y tienen la función de filtrar la linfa, extrayendo de esta partículas extrañas, microbios, restos de tejidos, hollín, humo, etc., los que luego son fagocitados por los macrófagos. Los ganglios próximos a zonas cancerosas pueden estar llenos de células malignas que se han separado del tumor, es por ello que suelen ser extirpados en las operaciones de cáncer.


Fig. 1: Estructura de una ganglio linfático. A: La linfa llega por medio de los vasos aferentes cargada con partículas extrañas para ser filtrada y luego salir "limpia" por el vaso eferente. La sangre que llega por la arteria lleva al ganglio linfocitos y macrófagos, quienes se encargaran de eliminar las partículas extrañas. B, Corte histológico de un ganglio visto al microscopio óptico.