Blástula

Luego de la segmentación y cuando se han formado aproximadamente ciento veinte células, el nuevo ser no es compacto, en su interior se ha formado una cavidad, el blastocele, lleno de líquido. A esta estructura, en la que el embrión es una cavidad rodeada por células (las blastómeras) es la blástula. En un polo de esta blástula hay una masa de células denominada embrioblasto y serán las que den lugar al nuevo individuo; las otras células conforman el trofoblasto, que junto a las células del endometrio del útero formarán la placenta (Fig. 1).

Fig. 1: Blástula humana. A, Corte histológico visto al microcopio. B, Blástula abierta vista al microcopio electrónico.

 

En el ser humano, antes de formarse la cavidad, a la masa de células se la llama mórula, por parecerse a una mora (Fig. 2).


Fig. 1: Mórula humana.

En estado de blástula, el embrión se implanta. La implantación es el proceso de adhesión del embrión a la pared uterina y ocurre alrededor de los seis o siete días después de la fecundación y dura hasta el día catorce aproximadamente (Fig. 3).

Fig. 3: Primeras etapas del desarrollo desde la ovulación hasta la implantación.