Bronquios y bronquíolos

La tráquea se bifurca en dos tubos, los bronquios, los cuales ingresan a los pulmones y se vuelven a dividir en tubos de menor calibre, los bronquíos (Fig. 1), los que se siguen subdividiendo en bronquíolos cada vez más pequeños, los que finalmente se abren en los alvéolos (Fig 2)..
Los bronquios y bronquíolos, al igual que la tráquea son órganos de paso del aire, ya sea hacia o desde los pulmones y están recubiertos internamente por células secretoras de moco y que presentan cilias. En el moco se adhieren las partículas de polvo y las cilias producen una corriente de este moco hacia arriba, es decir hacia afuera.

Fig. 1: Dibujo en donde se observa como la tráquea se divide y origina lo bronquios y luego los bronquíolos.

 

Fig. 2: Microfotografía en donde se puede ver un bronquíolo abriéndose a los alvéolos.